Publi: envíosCertificados: ahorra más del 60 % en tu partida de envíos. 100% legal
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Evangelio: Diario y Meditado.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La Palabra entre Nosotros

20110125052901-esteban-martir.jpg

COMENTARIO DEL  EVANGELIO DEL  DIA DE HOY

LUNES 24 DE ENERO DEL 2011

Evangelio: Mc 3, 20-30

Mensaje:  (v. 29) "El que calumnia al Espíritu Santo no tendrá  jamás  perdón de Dios"

Mandato:  (v. 24; 27) "Evitar las divisiones; Tener como aliado siempre a Dios para luchar contra el mal"

Promesa: (v. 28)  "El perdón de los pecados y la salvación a través del Espíritu Santo"

REFLEXIÒN :

“EL PECADO CONTRA EL ESPÍRITU SANTO"

El problema no se encuentra en Jesús, en lo que hace o dice, sino en quienes escuchan y ven a Jesús, es decir, de ti, de mí, de todos nosotros.

¿Cómo ven a Jesús?

Algunos lo reconocemos como Hijo de Dios, otros en cambio ven a Belzebú.

En nuestro tiempo quizá  no se pensemos  que Jesús estuvo poseído por  Satanás, pero se negamos que Él sigue actuando, realizando milagros sencillos e inexplicables, que usa a las personas que  dejan que el Espíritu Santo las utilize para manifestar la presencia de Dios.

El pecado contra el Espíritu Santo.

Todos los pecados son perdonados, menos el pecado contra el Espíritu Santo. ¿Qué es el pecado contra el Espíritu Santo? Consiste en afirmar: “¡El espíritu que lleva Jesús a que expulsar los demonios, viene del mismo demonio!” Quién asevera esto se vuelve incapaz de recibir el perdón. Quienes atribuyen el bien que se hace al mal.

Pongamos un ejemplo:

Aquellos que oran en nombre de Dios, quiénes imponen manos, quienes alaban al Señor, quienes  suplican en el nombre del Señor, no pueden hacer otra cosa que aquello que desciende del cielo, el Poder de Dios, que baja de su Santo Espíritu para que puedan obrar.

Si dudas o no crees, estás negando, y aquel que niega la acción del Espíritu no tiene perdón. Realmente podemos ver hasta dónde llega la ceguera y la malicia humana, como dijo el Maestro, es larga la lista de discípulos, de personas que también han sufrido la incomprensión. Cuando obrando con toda la buena intención son rechazados y calumniados. Que no nos extrañe, si en nuestro caminar aparecen esas contradicciones. Serán un indicio de que vamos por buen camino.

Recemos por aquellas personas que niegan la acción y presencia del espiritu santo y pidamos al Señor que les conceda el Don de Entendimiento.

Recordemos: La blasfemia contra el Espíritu Santo se caracteriza por la malicia y el endurecimiento del corazón que nos impide reconocer el amor de Dios. De esta postura nace toda imposibilidad de poder ser perdonados.

Sin embargo, la Misericordia de DIOS no puede llegar a quien no quiere aceptarla.

Debemos tener presente tres cosas:

La Primera: El Reino de Dios ya está aquí, ha vinido a nosotros a través de Jesús y su Santo Espíritu, de su palabra, de su Iglesia, de sus Sacerdotes, y de todas las personas ungidas que han sido tocadas y que actúan en el Nombre de Dios.

La segunda: Jesús posee la fuerza del Espíritu de Dios y por eso es capaz de destruir el reino de Satanás. Jesús nos ha prometido: "No te dejaré solo, sino que enviaré a mi Espíritu" Jn 14, 26. Pero su Espíritu es dado a los que creen. Por está razón  debes  reconocer las señales de los tiempos y no dudar sino creer,  no entorpecer la obra de Dios sino ayudar.

La tercera: Los blasfemos son los que no reconocen que en Jesús actúa el Espíritu Santo. No seas de aquellas personas que no quieren  abrirse  al Poder del Espíritu Santo y niegan su actuar. Antiguamente los letrados y fariseos negaban la acción del Espíritu en Jesús.

Cuando seas testigo que alguien hace el bien en el Nombre de Jesús, no atribuyas ese bien al mal, porque estarías pecando; no te encierres en ti mismo ni ante la evidencia de Dios. Sólo aquel que no está en comunión con el Espíritu, no las podra distinguir.

La calumnia es el arma de los débiles, no calumnies a las personas de tu grupo que actúan  motivados por el Espíritu realizando el bien.

ORACIÓN

Señor Jesús, ayúdame a no desconfiar de tu Santo Espíritu,

de su acción , de su poder y sobre todo ayudame a reconocer

con mucha humildad y amor a las personas que obran

en Tu Nombre, ayudame a no ser un obstáculo para ellas.

Si es tu voluntad Señor, hazme un instrumento tuyo

para que pueda  ser testigo de que Tu vives en mi.

AMÉN

Hoy celebramos la fiesta de San Francisco de Sales, el escribió una bella frase que nos puede ayudar mucho en nuestra tarea de Evangelizar: Ten paciencia con todas las cosas, pero sobre todo contigo mismo”

vmelgarejoaraya@gmail.com

La Palabra entre Nosotros

20110107191052-rostro-divino.jpg

Lecturas: Viernes, 07 de Enero del 2011: DESPUES DE EPIFANIA         blanco

Primera: 1 Juan 5,5-13

Salmo: Salmo 147, 12-15.19-20

Evangelio: Lucas 5, 12-16

Y sucedió que, estando en una ciudad, se presentó un hombre cubierto de lepra que, al ver a Jesús, se echó rostro en tierra, y le rogó diciendo: «Señor, si quieres, puedes limpiarme». El extendió la mano, le tocó, y dijo: «Quiero, queda limpio». Y al instante le desapareció la lepra. Y él le ordenó que no se lo dijera a nadie. Y añadió: «Vete, muéstrate al sacerdote y haz la ofrenda por tu purificación como prescribió Moisés para que les sirva de testimonio». Su fama se extendía cada vez más y una numerosa multitud afluía para oírle y ser curados de sus enfermedades. Pero él se retiraba a los lugares solitarios, donde oraba.

Reflexión:

Una numerosa multitud afluía para oírle y ser curados de sus enfermedades.

Ante estas grandes multitudes que le seguían:

¿Como hacía para mantenerse sereno?

De qué manera podía percibir claramente las inspiraciones del PADRE.

¿Cómo podía estar seguro de la voluntad de Dios en medio de las multitudes de sus seguidores y de otros tantos curiosos?

¿Cuál crees tú que es la respuesta?

Haciendo oración. Pero él se retiraba a los lugares solitarios, donde oraba.

La ORACION era el fundamento de todo lo que hacía, porque así podía saber cuándo atender a la gente y cuando retirarse, cuando reprender y cuando consolar.

La ORACION lo reconfortaba, le daba serenidad, reanimaba su espíritu y le comunicaba confianza. Sobre todo, le dada la seguridad profunda y personal del inquebrantable amor del PADRE.

Queridos Hermanos(as), la oración ha de ser algo muy fácil y sencillo como hablarle al mejor amigo.

Ten la plena seguridad que cada vez que le hablamos a DIOS, El nos escucha y nos responde. Cuando nuestra oración esta concentrada en el Señor, el nos prodiga su gracia y nos llena de fortaleza para ayudarnos en los afanes del día a día. Cualquiera sea nuestra situación, podemos tener la esperanza de sentirnos llenos y renovados, como JESUS, cuando buscamos la quietud y nos dedicamos a la ORACION.

Escríbenos y comparte con nosotros tus experiencias

sobre la ORACION, ya sea personal y/o comunitaria

e-mailMoilzona02@yahoo.com



Blog creado con Blogia.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris